Posts Tagged ‘cañones’

Los grandes asedios de la Época Moderna (siglos XVI-XVII)

Tuesday, October 26th, 2010

Translate original post with Google Translate

Ya está próximo a salir a la venta el que será mi nuevo libro: Los grandes asedios de la Época Mograndes asediosderna (siglos XVI-XVII). Como avance os voy a poner una imagen de la carátula.  En él se van a tratar las principales operaciones poliorcéticas del periodo, ocupando un lugar destacado las operaciones desarrolladas en Flandes, un territorio que puede ser considerado una auténtica escuela de estrategas en el campo de la poliorcética. Tan sólo os voy a señalar los asedios que en él van a aparecer. Más adelante ya profundizaré en el tema.

– Cefalonia (1500).

– Tenochtitlán (1521).

– Roma (1527).

– La Goleta y Túnez (1535).

– Argel (1541).

– Haarlem (1573).

– Maastricht (1579).

– Amberes (1584-1585).

– Cádiz (1596).

– Ostende (1601-1604).

– Breda (1624-1625).

Sirva esto como anticipo. Próximamente ya os iré informando de la fecha en la que saldrá a la venta para el público.

El castillo de Santa Catalina en Cádiz

Wednesday, October 6th, 2010

Translate original post with Google Translate

santa catalinaOtra de las magníficas joyas militares que alberga la ciudad de Cádiz es el castillo de Santa Catalina ubicado en la playa de La Caleta de la capital gaditana. Voy a hacer un poco de historia de este monumento. Para aquellos que no lo sepan, Cádiz siempre ha sido uno de los objetivos más ambicionados por los enemigos de España, especialmente por Inglaterra.

Uno de esos asaltos fue el de 1596 en el que la ciudad fue tomada por un combinado anglo-holandés y sufrió una enorme destrucción. Tan sólo un año después el monarca Felipe II tomó la decisión de mejorar las defensas de la plaza con este castillo. Cristóbal de Rojas sería en ingeniero militar encargado de llevar a cabo lassanta catalina 2 obras.

El castillo se comenzó a construir en 1598, aunque no sería finalizado hasta 1621. Sin embargo, dentro del recinto todavía se harían obras, como la de la capilla en 1693. Por lo tanto, las obras llegaron a tiempo para defender la ciudad durante el asedio inglés de 1625, consiguiendo frenar el ataque enemigo, a pesar de su enorme superioridad en hombres y medios.

Desde el punto de visto tipológico, el castillo es una de las verdaderas joyas del arte militar del siglo XVI. En su sector marítimo presenta forma de estrella de tres santa catalina 3puntas, mientras que en la de tierra hay una cortina amurallada destinada a albergar la puerta de entrada, flanqueada por dos semibaluartes. Al sistema defensivo de la puerta se sumaba la presencia de un puente estable y levadizo.

Os dejo imágenes de esta magnífica obra para que lo podáis comprobar con vuestros propios ojos.

Las murallas urbanas de Cádiz.

Tuesday, September 28th, 2010

Translate original post with Google Translate

cadizMi periplo por tierras del Estrecho me llevó en primer lugar a la ciudad de Cádiz. Aunque no forma parte propiamente del Estrecho, se hacía una parada obligatoria en mi camino. Dentro de todo lo que hay que ver en esta ciudad, a mí me resultó especialmente interesante el trazado amurallado, de una amplia consideración y que bordeada todo el perímetro de la ciudad hasta el propio mar, de modo que los lienzos eran batidos por el agua. Esta imagen proporcionaba una sensación que era difícil de explicar, haciéndote retroceder en el tiempo hasta el siglo XVI y XVI cuando los barcos ingleses aparecían como fantasmas en el horizonte.

cadiz 2Después de esta disertación tan romántica, regresemos a lo que verdaderamente nos interesa. Tradicionalmente, la ciudad antigua de Cádiz quedó separada del resto por el Frente de Tierra, conocida como Puerta de Tierra también. Esta parte es la más destacada dentro de todo el recinto amurallado. Inicialmente contaba dos baluartes, a los que se conocía como de San Roque y Santa Elena. Posteriormente fueron unidos entre sí por un lienzo amurallado, en medio del cual se dispuso un torreón defensivo de grandes dimensiones, que constituye la seña de identidad propia del recinto amurallado.  

Pero, si este Frente de Tierra no tendría muchos problemas para mantenerse en pie, no sucedió lo mismo con el espacio bañado por el mar, dentro del cual se produjeron continuos derrumbes, lo que obligó a la realización de reparaciones de forma ininterrumpida. Aún así, el resultado fue magnífico.

Sin embargo, este estado contrasta profundamente con el de la muralla del sector de Cortadura, pero de este espacio, así como del resto de fuertes de la ciudad os hablaré en otro post.