Archivo de la categoría ‘Fortificaciones’

El castillo de Guzmán el Bueno de Tarifa

Jueves, 30 de Septiembre de 2010

tarifaAlentado por la fama que precede a Tarifa, decidí acercarme a visitar el castillo de Guzmán el Bueno. Y, la verdad es que la visita valió la pena porque se trata de un enclave magnífico. Paso a describiros el castillo.

Se ubica sobre un saliente próximo al mar, dominando la ciudad más al sur de toda la Pénínsula. Aunque creo que huelga comentar el porqué de que se llame el castillo de Guzmán el Bueno, pero voy a hacer un comentario de todos modos. Este nombre se debe a la heroica defensa desempeñada por Alonso Pérez de Guzmán, alcaide de la fortaleza. El año 1295 un contingente musulmán puso sitio al castillo. Los asaltantes tenían en su poder al hijo de Alonso. Por este motivo le instaron a que entregara la fortaleza si tarifa 2quería salvar a su hijo. Don Alonso prefirió sacrificar a su propio hijo antes que hacer entrega del castillo a los enemigos, arrojando desde los adarves de la torre albarrana octogonal que se puede ver en las fotos su propio cuchillo para que acabaran con su vida.

Desde el punto de vista morfológico, el castillo adopta una forma de trapecio, contando con la presencia de torres cuadradas en sus ángulos, así como en los lienzos. Con posterioridad, ya en la época almohade se añadió la coracha, que comunicaba el núcleo original con la torre albarrana.

tarifa 3La entrada al castillo se hace por medio de una puerta en recodo, despliegue que dejaría  indefenso a cualquier enemigo que tratara de penetrar en el castillo. En época cristiana se abrieron nuevas ventanas, además de ser erigida una poderosa torre del Homenaje, conocida con el nombre de torre de Guzmán el Bueno, en recuerdo del personaje antes mencionado. Os dejo las fotos para que lo podáis comprobar todo de primera mano.

Las murallas urbanas de Cádiz.

Martes, 28 de Septiembre de 2010

cadizMi periplo por tierras del Estrecho me llevó en primer lugar a la ciudad de Cádiz. Aunque no forma parte propiamente del Estrecho, se hacía una parada obligatoria en mi camino. Dentro de todo lo que hay que ver en esta ciudad, a mí me resultó especialmente interesante el trazado amurallado, de una amplia consideración y que bordeada todo el perímetro de la ciudad hasta el propio mar, de modo que los lienzos eran batidos por el agua. Esta imagen proporcionaba una sensación que era difícil de explicar, haciéndote retroceder en el tiempo hasta el siglo XVI y XVI cuando los barcos ingleses aparecían como fantasmas en el horizonte.

cadiz 2Después de esta disertación tan romántica, regresemos a lo que verdaderamente nos interesa. Tradicionalmente, la ciudad antigua de Cádiz quedó separada del resto por el Frente de Tierra, conocida como Puerta de Tierra también. Esta parte es la más destacada dentro de todo el recinto amurallado. Inicialmente contaba dos baluartes, a los que se conocía como de San Roque y Santa Elena. Posteriormente fueron unidos entre sí por un lienzo amurallado, en medio del cual se dispuso un torreón defensivo de grandes dimensiones, que constituye la seña de identidad propia del recinto amurallado.  

Pero, si este Frente de Tierra no tendría muchos problemas para mantenerse en pie, no sucedió lo mismo con el espacio bañado por el mar, dentro del cual se produjeron continuos derrumbes, lo que obligó a la realización de reparaciones de forma ininterrumpida. Aún así, el resultado fue magnífico.

Sin embargo, este estado contrasta profundamente con el de la muralla del sector de Cortadura, pero de este espacio, así como del resto de fuertes de la ciudad os hablaré en otro post.

El fuerte del Rapitán (Jaca)

Viernes, 10 de Septiembre de 2010

fuerte rapitanOtro de los fuertes de gran interés que encontré en mi viaje a Jaca fue el del Rapitán, un fuerte fusilero del siglo XIX. Se ubica en una colina, a la que se asciende a través de una carretera serpenteante hasta alcanzar su altura. Ni que decir tiene, que desde allí hay unas vistas increíbles de la ciudad de Jaca, pudiendo apreciarse perfectamente el trazado de la ciudadela, de la cual ya he abierto un post en este blog.

Las obras de construcción del enclave dieron comienzo en 1884, de modo que dos años después ya se había finalizado el camino de acceso al lugar. En 1890 llegaron procedentes de la fundición de Trubia once cañones para su disposición en el lugar.

Se trata de una magnífica fortaleza, pero es una pena que cuando la visité se encontrara cerrada y no pudiera ver su fuerte rapitan 2interior. Es una buena excusa para regresar a Jaca, sobre todo aprovechando cuando se celebre algún acto cultural, pues he leído que se emplea para actos de este tipo. Es un buen fin para una obra militar, sobre todo teniendo en cuenta que muchos de estos fuertes terminan totalmente abandonados, sin ir más lejos algunos de los que pude visitar en mi último viaje a Cartagena. Proximamente abriré un post acerca de las defensas de época moderna del puerto de Cartagena.