La muralla púnica de Cartagena

muralla cartagenaUno de los motivos que me llevó a visitar Cartagena la semana pasada fue el contemplar la muralla púnica de la ciudad. Ya sabía de antemano que los restos conservados resultarían muy escasos, sobre todo en comparación con los restos romanos conservados en la localidad. La muralla fue edificada siguiendo los modelos helenísticos vigentes en el periodo. Consta de dos muros paralelos edificados con grandes bloques de arenisca, que supera la altura de tres metros en algunos puntos.

A pesar de la escasez de restos conservados, resulta muy ilustrativo que el edificio muralla cartagena 2que alberga las evidencias adopte el diseño que tendría la muralla originariamente, lo que permite hacerse una idea de cuáles serían sus dimensiones en el momento del asedio por parte de Escipión. Esperemos que las excavaciones que se están llevando a cabo en el cerro del Molinete proporcionen una mayor cantidad de restos púnicos, que ayuden a comprender mejor la presencia de los cartagineses en la Península.

Etiquetas: , ,

4 comentarios a “La muralla púnica de Cartagena”

  1. Eva dice:

    No parece quedar mucho de la muralla y lo que hay está mal conservado

  2. rubensaez dice:

    Hay que tener en cuenta que los romanos cuando conquistaban una ciudad, especialmente si ésta era cartaginesa, no solían dejar mucho de ella. No hay más que ver lo poco que queda de Cartago cuando fue una metrópoli semejante a la propia Roma. Sólo las últimas excavaciones han permitido conocer algo de la ciudad púnica, pues Roma se afanó en dejar muy poco. Tenía un especial interés en que Cartago fuera borrada de la memoria y algo similar debíó suceder con Cartagno Nova, ciudad que llevaba el mismo nombre que la metrópoli y que guardaba una especial vinculación con ella.

  3. Eva dice:

    Es cierto que después de tomarla la sembraron de sal?

  4. rubensaez dice:

    Al menos eso es lo que dicen las crónicas, pero yo no creo que fuera así. Los romanos resultaban mucho más prácticos, por mucho odio que les tuvieran a los cartagineses. Si no la sembraron de sal, lo que sí hicieron fue una destrucción metódica de todo lo que olía a púnico, de tal manera que apenas nos queda nada de una de las civilizaciones más prósperas del mediterráneo

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.