Ariete de mano (siglo VII a. C.).

ariete manoVitrubio señala que el ariete fue inventado por los cartagineses en el asedio de la ciudad de Cádiz:

“ Dícese que la invención del ariete para las opugnaciones tuvo este principio. Pusieron los Cartagineses su real junto a Cádiz para opugnarla: y queriendo demoler un castillo que habían tomado, como no tuviesen las herramientas necesarias, tomaron un madero, que sostenido con las manos, y batiendo continuamente lo superior de las paredes, iban derribando las últimas filas de piedras: con lo cual fueron poco a poco arruinando toda la fortaleza.” (VITRUBIO, Los diez libros de Arquitectura, Libro X, Capítulo XIX, 60). 

Los cartagineses se habían hecho con un fortín clave para las operaciones sobre la ciudad. Decidieron arrasarlo totalmente para que no pudiera ser reutilizado, por lo que como no tenían herramientas tomaron un madero y golpearon con él los muros. Este primer ariete al que alude Vitrubio no se trataría más que de un madero sujeto por las manos de soldados que lo hacían balancearse y golpeaban con él los muros.