Ariete (siglo IV d. C.).

ariete romanoEl modelo de ariete usado a lo largo del siglo IV d. C. era muy diferente a los empleados con anterioridad. La principal innovación residía en que la viga con la cabeza de carnero se había introducido dentro de una novedosa estructura protectora. Ésta consistía en un tejado con cubierta a dos aguas de forma piramidal, de tal forma que los proyectiles dejados caer por los defensores resbalaran por sus caras, sin causar ningún daño a los ocupantes de la máquina. Como medida protectora, encima de la estructura de tablazón se habían añadido piezas de bambú trenzadas, cuya función era amortiguar los impactos. Al igual que sucedía con el resto de máquinas de asedio, iba recubierta exteriormente con pieles sin curtir, con el objetivo de impedir que ardiera la estructura.Cabeza de ariete

En otro sentido, introducía la novedad de disponer de un nuevo sistema de desplazamiento y que aumentaba la resistencia de los ejes, al mismo tiempo que permitía ganar una mayor velocidad en el desplazamiento. Todos estos avances hacían de este modelo de ariete un ingenio muy superior a sus predecesores.