Mantelete (siglo II a. C.).

Mantelete romanoLas máquinas para la protección de los soldados resultaban fundamentales para el acercamiento de las tropas a los muros enemigos. Bajo el nombre general de abrigos colectivos se incluían una serie de máquinas semejantes a galerías cubiertas o a parapetos móviles.

Las más simples de todas estas protecciones eran los manteletes. Podían estar fabricados con mimbre, en el caso de emplearse contra fortificaciones que no estuvieran equipadas con piezas de artillería. Por el contrario, si los defensores disponían de catapultas y ballistae había que construirlos en madera resistente, de forma  que pudieran aguantar los impactos.

Se solían cubrir con pieles, para evitar ser quemados, pudiendo dotarse de ruedas. Con el objetivo de evitar los golpes de las piedras lanzadas desde el muro, también estaban acolchados o cubrían su frente con tierra, formando una especie de empalizada que, cuando fuera necesario, podía hacerse móvil y ser trasladada a otro lugar.