Mantelete (siglo XIII).

ManteleteLas máquinas para la protección de los soldados resultaban fundamentales en el acercamiento de las tropas a los muros. También ayudaban activamente en la defensa de los obreros que realizaban las tareas de asedio o el minado, por lo que se solían desplazar con el apoyo de las torres de asedio y el fuego de cobertura proporcionado por las piezas de artillería. A pesar de que en muchos asedios no se utilizaran las grandes máquinas de asedio, este tipo de ingenios no podían faltar si se quería evitar un elevado número de pérdidas entre las filas atacantes. Bajo el nombre general de abrigos colectivos se incluían una serie de máquinas con forma de galerías cubiertas o de parapetos móviles.

ManteleteLas máquinas para la protección de los soldados, en su acercamiento a los muros, eran muy variadas, así como sus nombres. Términos como vineae, mantas, manteletes, zarzos, gatas, bancos pinjados o paveses son empleados para describir diferentes ingenios que, a modo de parapetos, casetones o grandes escudos, hechos de madera, mimbre, cuero, con ruedas o sin ellas, con saeteras o con techos almenados servían para proteger grupos de soldados. El modelo aquí presentado es muy simple y está constituido por un muro frontal equipado con ruedas, con una constitución semejante a un carretillo.