Lu’ab (siglo VII).

Lu'abLa más antigua de las piezas musulmanas de contrapeso, basadas en el sistema de tracción manual, era el lu´ab. Su bastidor era muy simple y constaba, básicamente, de un palo vertical con varias patas para apoyarse en el suelo. Horizontalmente, y encima de él, se disponía un palo unido al anterior por medio de un eje, equipado con una serie de cuerdas en un extremo, y en el otro un gancho para disponer la honda.

Por la simpleza de su diseño, su brazo podía ser movido en cualquier dirección, lo que facilitó que se convirtiera en una de las máquinas más versátiles para lanzar piedras.Lu' ab

El alcance del lu ´ab, que era el más pequeño de los manjaniqs propulsados por la fuerza humana, era bastante reducido, así como el tamaño de los proyectiles que podía disparar. Su versión de mano era operada por un solo hombre.