Qaws-al-ziyar (siglo XII).

Qaws-al-ziyarLa más común de las piezas de artillería musulmana de torsión era al qaws al-ziyar, que aparece en el tratado de al-Tarsusi (1187). En cuanto a su diseño, resultaba totalmente innovador, pues la máquina estaba integrada por dos grandes piezas independientes.Qaws-al-ziyar

La primera de ellas estaba constituida por una gran estructura con forma de cubo, dentro de la que se disponía el bastidor del arco, añadiendo un agujero en su parte frontal, a través del cual era disparada la flecha. Madejas mixtas de pelo de caballo y de tendones se enrollaban alrededor del marco en su parte exterior, para dotar a la máquina de potencia. La segunda de las piezas estaba formada por un complejo sistema de torno, desplazado por medio de rodillos.Qaws-al-ziyar

Esta elevada complejidad conducía a que el tamaño de la máquina superara ampliamente los seis metros de longitud por más de tres de alto, alcanzado un peso en torno a la tonelada. Sin la ayuda del torno, serían necesarios 20 hombres para cargar esta pieza de artillería, cuyos proyectiles estaban próximos a los dos kilos.