Ballesta triple (siglo XIII).

Ballesta tripleLa principal aportación de las piezas de artillería de tensión orientales radicó en la posibilidad de incorporar más de un arco en una misma máquina, lo que incrementaba de forma muy notable su potencia. En cuanto al diseño de los arcos dobles, la forma de disponerlos consistía en colocar uno en su posición normal, mientras el segundo se encontraba justo al lado del gatillo y apuntando en dirección contraria al primero. El tercer arco se ubicaba junto al delantero y en la misma dirección, quedando los tres unidos entre sí en un complejo sistema.Ballesta triple

Pero, si había un componente que destacaba en las máquinas de tensión ese era el mecanismo del gatillo, que constituía una pieza maestra en lo que a precisión y complejidad se refiere, técnicamente muy por encima de los modelos empleados en ese mismo momento en el mundo occidental. Este complejo elemento se componía de siete piezas independientes, ensambladas con tal perfección que nunca pudo ser superado por los diseños posteriores.