Carro garfio (siglo V).

De gran intCarro garfioerés en las obras de asedio resultaba el empleo de los carros garfio. Con una constitución semejante a la empleada en las escalas de asalto compuestas, sustituían el mecanismo elevatorio de la escalera por un brazo pivotante con una pieza en forma de cuchilla de grandes dimensiones en su extremo. Este elemento metálico podía ser sustituido por una serie de garras o una hoz pesada, en función de las necesidades específicas de cada ataque.

Esta máquina tenía como función la apertura de brechas en los coronamientos de las murallas, abatiendo las almenas y cortinacarro garfios superiores. Su diseño resultaba óptimo para arrancar los sillares, una vez que los arietes los hubieran movido. De este modo facilitaba que las tropas de infantería pudieran penetrar a través de las defensas, ya fuera por medio de puentes de desembarco o con la ayuda de escalas pesadas. Por tanto, su función en los asedios consistía en facilitar las operaciones de las máquinas mayores, desempeñando un cometido fundamental para el éxito de las operaciones.