Trabuco de tracción móvil (siglo XII).

Trabuco tracciónAlgunos siglos después de la creación de las primeras piezas de artillería de tracción manual, se introdujeron novedosos diseños de cara a hacerlas más operativas. El marco de balancín fue dispuesto sobre un chasis móvil dotado con ruedas, lo que tuvo como consecuencia el aumento de su tamaño y la posibilidad de arrojar proyectiles mucho más pesados. Al igual que en los modelos anteriores, el brazo también podía girar en cualquier dirección. Gracias a su movilidad el ingenio podía ser utilizado tanto en operaciones de asedio como en batallas campales.

trabuco traccionPara alcanzar con el trabuco de tracción puntos más alejados o más cercanos tan sólo había que cambiar el número de hombres que tiraban de la cuerda. Si se quería disparar más lejos había que aumentar su dotación y en caso contrario los artilleros quedaban reducidos hasta los indispensables. Las piezas de artillería de mayores dimensiones se usaban para destruir las murallas y máquinas enemigas, mientras que las más ligeras, que también tenían un alcance mayor, se empleaban contra blancos individuales como los generales enemigos, lo que tenía en combate un terrible efecto moral.